Los relojes Invicta y los materiales empleados en su fabricación

Hay muchos tipos de relojes de pulsera disponibles en el mercado. Para facilitar la elección al momento de comprar uno, se pueden agrupar por categorías, tomando como referencia sus funciones o características. De modo que, es esencial establecer cuáles son nuestras necesidades, para saber qué tipo de reloj será perfecto para el estilo de vida que tenemos.

Los relojes Invicta destacan por estar fabricados en materiales de excelente calidad. Sin embargo, existe la posibilidad de que generen ciertos problemas al entrar en contacto con la piel. Por ejemplo, si la persona tiene un PH demasiado alto no es conveniente que utilice relojes con baño de oro rosa, ya que se trata de un acabado con tendencia a decolorarse. Asimismo, si trabajas en condiciones húmedas o anticipas que tu reloj se mojará de manera frecuente, no son recomendables los modelos con superficies de piel.

La mayoría de relojes de la marca Invicta están fabricados en acero inoxidable, han recibido tratamiento antialérgico y poseen acabados de primera. Pero si buscas algo diferente, también se pueden encontrar modelos que incluyen partes de titanio. Si no estás familiarizado con este material, a continuación lo analizaremos brevemente.

El titanio consiste en un metal que presenta tonalidades grises. Se puede encontrar en muchas partes del mundo, pero su proceso de extracción es complicado. Solo se halla como óxido y cenizas, ya que no existe en estado puro de forma natural. Esta particularidad hace que su costo sea más elevado en comparación al acero, algo que está justificado si tomamos en cuenta sus propiedades. Tiene la capacidad de soportar temperaturas extremas, esto lo hace perfecto para el desarrollo e implementación de tecnologías aeroespaciales. Además, es resistente frente a ácidos de distinto tipo y, por si fuera poco, es compatible con tejidos vivos, permitiendo que se pueda emplear en la creación de prótesis.

En conclusión, el titanio representa una buena alternativa si por alguna razón no te convence el acero. Ambos tienen aplicaciones técnicas similares, pero el primero es mucho más ligero y hasta 30% más fuerte. Quizá la mayor desventaja que posee es que su superficie es más vulnerable a las marcas y rayaduras.

Deja un comentario